Mensajero















En la profundidad silente 
del sonido velado, 
gimió el eco de tu sabiduría.
Osciló refulgente
en racimos de luz
un rocío aparente,
vibrante de energía pura
y equivalente a la proporción 
de mi anhelo más subterráneo.
Fue la sombra dúctil de tus alas,
madre ejemplar de mi conocimiento,
la que abrió en el silencio,
la flor diáfana de la muerte
y despertó al origen.
Allí no existe derrota alguna, 
la voz retorna en consonancia
para volver a nacer en la intensidad.






2 comentarios:

{ Roland-T } | 26 de julio de 2016, 9:14 dijo...

Splendid photo!

{ Cecilia Montoya } | 29 de julio de 2016, 10:58 dijo...

Thanks, Roland. Light helps image...

 

Copyright © 2010 Secretos del viento All Rights Reserved

Design by Dzignine